Adela Legrá

En Baracoa, la más antigua y aislada ciudad de Cuba, mientras laboraba como activista de la Federación de Mujeres Cubanas, la encontró el director Humberto Solás, y le ofreció el papel protagónico del mediometraje Manuela, en 1966. Dos años después protagoniza la tercera historia del filme Lucía (1968) del propio Solás. Entre las películas cubanas en las que ha trabajado riz, destacan, Rancheador (1976), El Brigadista (1977), Adorables mentiras (1991), Miel para Oshún (2001) y Barrio Cuba (2005).

El FICGibara reconoce con el Lucía de honor a esta actriz que desde muy temprano se convirtió en uno de los rostros inolvidables del séptimo arte en Cuba.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page